7 secretos para dibujar los dientes de una boca

Hace algún tiempo creamos un post donde explicábamos cómo dibujar una boca. Sin embargo dedidimos dejar para una nueva entrada el tema de los dientes. Cuando dibujamos por primera vez una boca sonriente solemos frustrarnos a la hora de representar una dentadura. El problema principal reside en intentar dibujar de forma individual cada una de las piezas bucales para al final obtener la sonrisa. En realidad el proceso debe ser a la inversa: de lo general a lo particular.

La boca humana consta de 32 piezas bucales: 12 molares, 8 premolares, 4 caninos y 8 incisivos. Sin embargo a la hora de dibujar una boca, en la mayoría de los casos, no llegaremos ni a una docena. Esto ocurre principalmente por dos motivos: Los molares quedan demasiado retrasados y los premolares y caninos inferiores quedan ocultos bajo el labio inferior. De este modo deberías representar los 8 incisivos, 2 caninos superiores y a lo sumo, otros 2 premolares superiores.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Dibuja el contorno de los dientes. Para ello puedes centrarte en la zona de las encías o el fondo de la boca (en el caso de una boca abierta) en lugar de centrarte en los dientes propiamente dichos.
  2. Ten en cuenta que la relevancia de los dientes superiores suele ser mucho mayor que la de los inferiores luego su tamaño suele destacar.
  3. Ahora puedes definir individualmente cada una de las piezas. Sin embargo no traces lineas fuertes ni con diversos contrastes. La estructura dental es continua y de tonalidad similar. Además más adelante nos centraremos en definir detalles.
  4. Primero el fondo, es decir, colorea el fondo de la boca y las encías.
  5. Ahora puedes dar color a cada una de los dientes. Siempre los dos dientes más blanquecinos y de mayor tamaño son el par de incisivos centrales superiores, seguidos de los otros dos adyacentes. Según te alejes del centro las piezas se van oscureciendo.
  6. Procedemos a sombrear. El contorno de los dientes son pequeñas zonas de sombras, de modo que resaltan sus límites individuales. También hay que oscurecer la piezas más internas además de las inferiores.
  7. Por último resaltamos las luces. La combinación de luces y sombras ofrecen realismo y visión tridimensional. Para ello hay que remarcar ciertos puntos estratégicos de algunos dientes. Normalmente sólo resaltan algunos incisivos.


Dibujar dientes de una boca
Representación de dientes en una sonrisa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada